Las consecuencias de cenar tarde

Según el doctor Manolis Kogevinas, profesor de investigación en el Instituto de Salud Global de Barcelona en España, cenar antes de las 21:00, o al menos dos horas antes de irse a dormir, reduce un 20% las posibilidades de tener cáncer de mama y próstata. ¿Por qué?

El estudio realizado por Manolis, consisitió en una entrevista a los pacientes que sufrían cáncer de mama y próstata, preguntándoles por sus hábitos de alimentación, de ejercicio físico o de sueño (horarios de comia,cena…) y tras obtener los resultados, observó que tan solo alrededor de un 27% de los pacientes seguían los consejos de prevención de cáncer.

Con toda esta información, Kogevinas concluyó con que la interrupción del reloj corporal y la capacidad reducida para procesar la glucosa son posibles factores mecánicos que vinculan la alimentación a altas horas de la noche con el riesgo de cáncer.

Por esta razón, todas aquellas personas que todas aquellas personas que comen tarde en la noche tienen mayores tasas de obesidad y peores perfiles metabólicos y además, aquellas personas que tienen una duración de ayuno nocturno más prolongada, lo que puede implicar una menor ingesta nocturna, tienen un mejor control del azúcar en la sangre y un menor riesgo de recurrencia del cáncer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: